OPINIÓN. ¿Y para cuando intervienen la Muela? Por: Sarko Medina Hinojosa

0
7514

Hubo una época en Arequipa en que si querías recuperar tus artefactos robados todos te decían que debías ir a “La Cachina” de los sábados, aquella confluencia de puestos de venta ambulatorios que se ubicaba al final de la formal “feria sabatina” en lo que es ahora la Av. Los Incas en su cruce con la Av. Jesús, la cual se desmembró de aquella más grande que ocupaba la Avenida La Marina, en el intento del alcalde Luis Cáceres de erradicar el comercio ambulatorio del centro de la ciudad.

Ya empezamos a recordar, sí, efectivamente, allí ibas a ver si tu televisor estaba por allí, o tu radiocasete, hasta celulares en sus últimos tiempos. Las intervenciones eran constantes y, según cuenta la leyenda urbana, desde armas hasta una ambulancia en partes se encontró. Luego de su definitivo cierre tomó relevancia un centro de puestos de comercio que se ubican ahora en lo que se conoce como “La Muela”.

—¿Oye primo donde flasheo mi celular?
—En la Muela.
—¿Hijo dónde desbloqueo mi smartphone?
—En la Muela.
—¿Papá donde le compro cargador barato a mi tablet?
—En la Muela hijo, pero con tu plata.

Así cuantas veces no hemos escuchado las conversaciones. Lo que no caemos en cuenta es que si bien muchos de los negocios son formales, hay una duda muy grande si es que todos los equipos que se venden allí son de legal procedencia y no de hurtos y robos diarios a los que someten los delincuentes a estudiantes, paseantes, profesionales, en fin a todos en la ciudad.

De repente porque aún no han matado a un adolescente en Arequipa por defender su pablet (hibrido de moda entre smartphone y minitablet), no tomamos consciencia del círculo vicioso que estamos alimentando. Es decir, para comprar un celular pues vamos a una tienda autorizada y no a un lugar donde no tenemos certeza del origen. El equipo que compres puede haber sido arranchado de la cartera de una señora la cual fue arrastrada metros por un vehículo en raudo escape, o puede ser el que le robaron a tu vecino en ese secuestro al paso o, peor, producto de la golpiza a alguno de tus amigos.

Las autoridades aún no intervienen el lugar en un megaoperativo. La Municipalidad ha ido algunas veces en los últimos años para comprobar que los locales y comercios tengan los permisos, pero no sabemos de un verdadero operativo de intervención directa, cerrando calles, entrando también a los locales de empeño en la San Camilo, la Dos de Mayo, a los puestitos que se ubican en las laterales de la Jorge Chávez, donde la ropa de segundo uso se expende a vista y paciencia de todos y, muchos saben que los reducidores de objetos robados operan allí. Mientras tanto ante la duda, mejor no comprar algo que pueda tener un origen delictivo y sangriento que nos convierte en cómplices de la misma violencia de la que diariamente nos quejamos.

la muela en Arequipa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here