OPINIÓN. Maltrato animal (Por Fernando Taco Mendoza)

0
434

Se retuerce de dolor, maulla, muere. El gato, el pobre, el inocente, el hermoso, el negro gato, ha sido asesinado despiadadamente por una mujer que lo ha metido en una lavadora y la ha encendido con la única intención de acabar con la vida de uno de nuestros prójimos, los animales.

Acabado el “primer lavado”, la mujer se acerca al electrodoméstico y ve que el gato todavía no está muerto. “El gato sigue maullando. Vamos a echar un poco de jabón porque parece ser que no se ha lavado bien” y, dicho y hecho, hecha jabón sobre el gato y vuelve a poner la máquina en funcionamiento. “Ha muerto. Sí. El gato de la mala suerte”, dice al final.

¿Que cómo se llama la asesina? Se le ha identificado como E.M.V.M, es de Jaén, España. ¿Que cómo sé que ha cometido un bárbaro asesinato? Porque además de cruel asesina es también sádica divulgadora de sus crímenes, y ha grabado y publicado en Internet sus atroces actos.

El video no tardó en hacerse viral y la mujer no tardó en responder. “Próxima víctima. No queréis que mate gatos, pues ahora perros”, escribió la asesina, mostrando la foto de un perro al que tiene sujeto del cuello. De momento, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) ha recolectado más de 300 mil firmas en la noble página web change.org y ha prometido denunciarla y solicitar una cadena ejemplarizante.

¿Es que acaso en pleno siglo XXI todavía no comprendemos que los animales, como nosotros, tienen un sistema nervioso complejísimo, que sufren, que lloran, que aman? Todavía hay gente infame que piensa que los animales son objetos insensibles al servicio de la crueldad del hombre. ¿Será por eso que en varios países como el nuestro se disfraza el maltrato y asesinato como preservación de la cultura?¿Será por eso que todavía existen las corridas de toros, las peleas de perros, las peleas de gallos, la caza desalmada e indiscriminada, la decoración con animales convertidos en trofeos, el tráfico y venta de nuestro prójimo?

¿Y qué han hecho nuestras autoridades por los animales? Muy poco. Hace no mucho, en enero, la Policía Nacional del Perú (PNP) creó una oficina para denunciar los casos de maltrato animal. ¡Pues que se encarguen de encarcelar a los anteriores mencionados, a los crueles cazadores, asesinos, maltratadores y promotores del maltrato animal! ¡Que se les encierre como ellos tienen encerrados a los animales! ¡Que paguen sus culpas y aprendan a respetar a sus iguales!