OPINIÓN. Educar a través de la tecnología (Por Olga Medina)

0
391

Los que trabajamos en Educación hemos escuchado muchas veces sobre la importancia del uso de las tecnologías en el aula. Sin embargo, ¿nuestros estudiantes reciben una adecuada formación tecnológica?, ¿están los profesores realmente preparados para usar las tecnologías como una herramienta innovadora?, ¿los colegios se adaptan y equipan adecuadamente con nuevas tecnologías?

Hace algunos años, el gobierno peruano a través del programa ‘Una Laptop Por Niño’ (OLPC por sus siglas en inglés), entregó cerca de 400 mil computadoras personales XO a las instituciones educativas públicas del país, cuyo objetivo principal era “mejorar la calidad de la educación pública primaria, en especial la de los niños de los lugares más apartados de extrema pobreza, prioritariamente de las escuelas unidocentes multigrados.” Según el propio programa. Algo que trajo mucho optimismo y entusiasmo, pero también una fuerte lluvia de críticas debido a que algunas instituciones educativas no contaban con electricidad para que estas funcionen y los profesores no estaban capacitados para su uso, incluso algunas laptops se malograron por estar almacenadas largo tiempo.

Han pasado 7 años desde la implementación de este programa, sin embargo, aún se encuentran deficiencias, dado que en algunas zonas alejadas de nuestro país aun no cuentan con Internet, que es un recurso necesario para que los estudiantes tengan abiertas las ventanas al mundo y la información actualizada en sus manos.

Debemos aprovechar los recursos con los que cuentan las instituciones educativas, el uso de estas laptops conectadas a la red de Internet debe ser explotado al máximo para crear oportunidades de mejora tanto en docentes como en estudiantes. Hoy en día, el Ministerio de Educación a través del portal www.perueduca.com ofrece una variedad de cursos virtuales a los docentes y esta es una opción para el intercambio de conocimientos y experiencias de docentes de todo el país. Esta alternativa abre la puerta a que muchos docentes trabajen colaborativamente en mejora de la educación. Los profesores deben ser multiplicadores de conocimientos y ejemplo a través de sus experiencias, y es así que al recibir una formación virtual o presencial como oportunidad de crecimiento personal y profesional son llamados a compartirla con sus colegas en el colegio y demostrar una mejora en el aula con sus estudiantes, cambiando e innovando constantemente en pro de una educación integral y de calidad.

Es notorio que aún hay temor y resistencia por parte de algunos profesores porque no comprenden realmente las razones metodológicas por las cuales se debe incorporar estas tecnologías a la enseñanza, o creen que pueden dañar las laptops u ordenadores por falta de conocimiento técnico; obstáculos que se espera sean superados a corto plazo.

El uso y manejo de estas tecnologías debe estar al alcance de toda la comunidad educativa, no solo docentes y estudiantes deben utilizarla y conocerla sino también es importante que los padres de familia participen en estos cambios y no sean simples observadores. Existen algunas instituciones educativas que ya cuentan con un sistema propio, con el cual pueden mantener una comunicación activa e inmediata, en donde por ejemplo profesores y estudiantes intercambian información como actividades o tareas que deben realizar, en donde los padres están informados de las notas, conducta y asistencia de sus hijos en el colegio, etc. Sería ideal que poco a poco se logre una alfabetización digital, para romper las barreras de espacio y tiempo y sigamos aprendiendo. Para que nuestros estudiantes, especialmente del nivel secundario y jóvenes universitarios intercambien conocimientos a través del aprendizaje colaborativo.

Necesitamos un cambio de mentalidad, debemos ser conscientes que disponer de estas tecnologías nos ofrece grandes beneficios, debemos formar personas que no solo las utilicen como objeto de entretenimiento sino que las aprovechen como un medio de comunicación y acceso al mundo de la información; necesitamos estudiantes críticos, reflexivos y creativos, no aquellos que solo se dedican a copiar y pegar la primera información que encuentran sin saber si es verdadera o no, sin conocer siquiera el contenido de los trabajos que presentan.

En esta era tecnológica, se hace mandatorio la habilitación adecuada de más espacios de intercambio de información docente; espacios en los cuales los colegas difundan conocimientos y donde se adecuen momentos y lugares para crear buenas relaciones profesionales.

La comunidad educativa debe salir de su zona de confort, para innovar constantemente y aprovechar al máximo las tecnologías que ya están en nuestras manos, aprendamos a direccionar los saberes, para que paso a paso mejore nuestra experiencia con la tecnología. La comunidad educativa debe estar informada de los peligros a los que nos enfrentamos en el mundo digital y tomar medidas adecuadas y así educar con responsabilidad aprovechando los beneficios que nos ofrece la digitalización de la información.

En otros países ya se llevó a cabo el cambio del papel al ordenador y aún les cuesta un poco adaptarse debido a que la tecnología y sus herramientas son actualizadas muy dinámicamente y cambian con mucha rapidez. En este punto, la preparación profesional de cada educador incluye mejoras en competencias y habilidades en el uso de las tecnologías, ya que estas forman parte de las demandas de un mundo cada vez más digitalizado. ¿Estamos nosotros preparados?

 

Articulo escrito por Olga Marilyn Medina Amanqui (arequipeña, 28 años, Máster en Investigación en Educación, en la Especialidad de Currículum y Procesos de Innovación en Educación, Universidad Autónoma de Barcelona)