OPINIÓN. Aprender a ganar (Por Johan Cano Valencia)

0
102

 

Hoy tenemos la oportunidad, hoy podemos dejar de ser los perdedores y convertirnos, aunque sea por una vez, en los que ganan y celebran. Luego de 35 años de eliminatorias fracasadas, nuestra selección peruana de fútbol está a punto de lograr una clasificación al Mundial Rusia 2018 y todo nuestro país lo espera.

Y es que, lejos de ser algo meramente deportivo, se trata de algo fundamentalmente anímico. Nuestra gente necesita algo de alegría, necesita creer que las cosas pueden cambiar, volver a tener fe, aprender a romper los maleficios. El fútbol solo es una metáfora. En los últimos 35 años, nos hemos resignado a fracasar y nos hemos convertido en una nación sumisa y abúlica. Nuestras derrotas no han sido solo deportivas, el deporte fue un signo de nuestra caída.

La crisis nos golpeó fuerte. Tocamos fondo y nuestro país se vino abajo; sin embargo, a pesar de todo, supimos seguir adelante y emerger nuevamente. Poco a poco, y con la misma constancia de nuestros comerciantes que se rompen el alma trabajando, el Perú empezó a surgir. Con lentitud, volvió la etapa de prosperidad y logramos superar la crisis: superamos el terrorismo, estabilizamos la economía, generamos crecimiento económico, recuperamos la senda del progreso. Nos convertimos nuevamente en un país de posibilidades.

Lo lamentable es que de esa etapa de derrota nos quedó el trauma. Nos cuesta ahora pensar que podemos ser un país ganador. Nos acostumbramos a perder tanto, que ahora no sabemos bien cómo ganar. Cambiar de idea nos resulta complicado. Lo deportivo es una prueba más de ello.

Necesitamos recuperar la confianza y esta ocasión es ideal. Nuevos aires se respiran en nuestra patria, ya es momento de alzar la cabeza. Despertemos del letargo en el que hemos caído, hagamos que la palabra Perú sea sinónimo de triunfo. Aprendamos a ganar y adoptemos esa sana costumbre.

Hoy, que la selección nacional de fútbol puede dar el ejemplo, es la ocasión perfecta para creer que las cosas pueden cambiar. Ojalá este partido de fútbol nos dé a todos el empujón anímico que tanto necesitamos y demos el salto hacia adelante que nos tiene reservado la historia. Llegó el momento de saldar las cuentas con la adversidad y voltear la torta.

Este partido, lo jugamos todos. La cancha y la pelota serán las mejores excusas, los más claros ejemplos. Renovemos la fe que perdimos en nosotros mismos. Llegó el momento, seamos parte de esta renovación. Olvidemos las frases derrotistas y las dudas. Creamos todos firmemente que ahora nos toca ganar.

Escrito por Johan Cano Valencia, Licenciado en Literatura y Lingüística, editor de la sección Cultura de HBA Noticias, columnista de algunos diarios arequipeños y docente de secundaria.