OPINIÓN. ¿A lo gringo o a lo peruano? (Por Valeria Álvarez)

0
176

Cada 31 de octubre muchas personas pasamos por este dilema: ¿celebro Halloween o el Día de la Canción Criolla? Sucedió ayer en la mañana mientras conversaba con mi madre: “¿A lo gringo o a lo peruano?”. Y vaya que fue todo un dilema decidir.

Por un lado, estaba el hecho de divertirnos, gozar y reír un rato, disfrazarnos, salir a bailar o simplemente ver a los niños pedir dulces por las calles de Arequipa. Y por otro, recordar a nuestra cultura, después de todo, es una fecha muy especial para los peruanos, brindamos, jaraneamos y bailamos al compás de la música criolla, música que nos enorgullece con ese ritmo tan pegadizo y alegre.

Recordemos que fue el ex presidente Prado quien en el año 1944 decretó que el 31 de octubre se celebraría el día de la canción criolla. Fue entonces que en algunos lugares se hizo tradición reunirse en familia a compartir esta fecha.

Es importante recalcar que el criollismo en la actualidad sigue teniendo presencia en nuestras vidas, conozco personas contemporáneas que, como a mí, les encanta la música criolla. Esto se debe a la educación que reciben en casa y en el colegio, yo crecí con música criolla, especialmente entre el medio día y las 2:00 de la tarde, era en la hora del almuerzo donde más la escuchaba, mi madre decía que era para que ella cocine con gusto y para que yo coma con alegría, y vaya que sí funcionaba ese truco.

Poco a poco fui creciendo y encontré en el Halloween la diversión de recibir y poder comer tantos dulces como me fuera posible en un día, aquí no importaban las caries y el exceso de azúcar. Solo tenía que ponerme algo que resulte de agrado a los adultos para que estos cumplieran su parte del trato: dulce o truco.

Ayer no celebré ni Halloween ni el Día de la Canción Criolla, simplemente fui espectadora, por la tarde pude ver niños vestidos del Hombre Araña, de Thor y hasta de dinosaurios, niñas que cumplían con la tradición y se disfrazaron de princesas, de hadas y otras, menos convencionales, de flores o del afamado personaje de Alicia en el país de las maravillas, el Sombrerero Loco.

También pude ver personas que celebraban con orgullo su criollismo, escuché a Lucha Reyes y su famoso “Regresa” a Eva Ayllón y su versión de “Despacito”, su famosa canción “Mal paso” y su alegre “Ritmo color y sabor” y, como no podía faltar, Arturo el Zambo Cavero y el popular “Contigo Perú”.

Sin duda, ayer, 31 de octubre, fue una fecha muy especial para todos los peruanos, ya sea que formemos o no parte de cualquiera de estas dos celebraciones, resultaría difícil ignorar por completo esta fecha llena de alegría y júbilo. Y ustedes, ¿cómo pasaron el 31 de octubre? ¿a lo gringo o a lo peruano?