NACIONAL. PPK afirma que no tiene “nada que ocultar” en caso sobornos de Odebrecht a Toledo

0
461

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, aseguró que no tiene “nada que ocultar” en la investigación por los presuntos sobornos entregados por la constructora brasileña Odebrecht al expresidente Alejandro Toledo, del que fue ministro durante su mandato (2001-2006).

Tras ser interrogado en calidad de testigo durante cerca de dos horas por el fiscal anticorrupción Hamilton Castro, quien está a cargo de las investigaciones, Kuczynski reiteró su disposición a “declarar con total transparencia ante las instancias correspondientes.

El mandatario explicó en sendos mensajes publicados en la red social Twitter que el interrogatorio, realizado en el Palacio de Gobierno de Lima, tuvo alrededor de cuarenta preguntas y se desarrolló “en un clima de respeto y colaborando plenamente en las investigaciones”.

Al terminar la diligencia, el abogado del expresidente Toledo, Roberto Su, afirmó que la declaración de Kuczynski permitió exculpar a Toledo de presuntas irregularidades cometidas en el proceso de concesión a Odebrecht de la carretera interoceánica del sur, por la que Toledo recibió supuestamente un soborno de US$ 20 millones.

Según el letrado, Kuczynski confirmó que esas supuestas irregularidades estuvieron a cargo de funcionarios de segunda línea, entre ellos el entonces director ejecutivo de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión), René Cornejo, quien después fue ministro en el Gobierno del expresidente Ollanta Humala.

Si anticipó que pedirá acudir a la sesión del Consejo de Ministros que tramitará el pedido de extradición de Toledo a Estados Unidos, solicitado por la Justicia peruana, quien también mantiene una orden de captura internacional contra el expresidente para que sea internado en prisión preventiva por 18 meses.

El abogado argumentó que la solicitud de extradición tiene “muchos errores” y “atribución de hechos falsos” al exmandatario peruano.

A Toledo se le imputan los presuntos delitos de lavado de activos y tráfico de influencias por supuestamente haber recibido de Odebrecht sobornos por valor de US$ 20 millones que luego utilizó aparentemente para comprar lujosos inmuebles mediante Ecoteva, una empresa fundada en Costa Rica a nombre de su suegra.

La declaración de Kuczynski ante el fiscal se dio mientras el pleno del Congreso de Perú admitía a debate un nuevo pedido de destitución en su contra, el segundo en apenas dos meses, por los vínculos que el actual mandatario tuvo con Odebrecht cuando ejercía de ministro en el Gobierno de Toledo.

Kuczynski deberá defenderse la próxima semana ante el Parlamento por el conflicto de intereses en el que supuestamente incurrió al haber facturado su empresa Westfield Capital, radicada en Estados Unidos, US$ 782,000 en consultorías a Odebrecht entre el 2004 y 2007, cuando él era ministro.

El caso Odebrecht implica en Perú a la primera plana política del país por los sobornos pagados entre el 2005 y 2014 y las donaciones irregulares con las que supuestamente financiaron campañas de los principales líderes políticos y candidatos a la Presidencia.

EFE