La vida de Elia Kazan (Por Mishell Flores)

0
215

Elia Kazan, director de cine estadounidense, nace en 1909 en Estambul. Cruzó sus estudios primarios en la Mayfair School de New Rochelle y secundarios en el William College.

A sus veintiún años ingresó a la Universidad de Yale para estudiar arte dramático.El gusto que sentía hacia ello, era tan inmenso que lo llevó a interpretar los papeles más diversos. Pronto, asumió la dirección de varias obras como “Chrysalis” , “Men in White” o “Gold Eagle Guy”.

El éxito para Elia no estuvo muy lejano, ya que en 1941 su proyección teatral creció notablemente y se convirtió en uno de los mejores en la época, lo que hizo posible que tres años más tarde gane el premio de la crítica por su puesta en escena de una obra de Thornton Wider, dramaturgo y novelista estadounidense.

De asumir la dirección de varias obras, inicia su trayectoria cinematográfica como actor en varias películas de Anatole Litvak y debuta como director en el seno de la famosa y reconocida 20th Century Fox con “Lazos Humanos” (1945) , un drama familiar con el que se obtuvo el ansiado Oscar.

Kazan demostró desde sus primeras películas que todo el trabajo realizado sobre el escenario era producto de puro y duro esfuerzo.

Se convirtió en uno de los mejores directores que dio el cine estadounidense; a medida que dirigía iba aprendiendo algo nuevo: “El Justiciero” (1947) le permitió profundizar sobre los errores judiciales, en “La barrera invisible” (1948) se ocupó el antisemitismo de la mano del gran Gregory Peck. El filme le permitió ganar su primer Oscar como director.

Sus triunfos le dieron paso a fundar el Actor’s Studio junto con Robert Lewis y Cheryl Crawford, un centro de formación que alcanzó con el tiempo un gran prestigio internacional.

Hizo también una obra muy personal, llamada “América, América” (1963) en ella escribió sobre la trayectoria vital de su familia en EEUU y finalizó su carrera con “El último magnate” (1976), una historia en la que describe la relación que tuvo con la industria del cine estadounidense.

Quiso compartir su pasión por el teatro, así que decide enseñar a muchos jóvenes, transmitiéndoles sus conocimientos.

A la edad de 94 años muere en su residencia en Manhattan a causa de su avanzada edad; siempre se le consideró como un forastero, casi un intruso, un director fuera del sistema, pero eso lo llevó a ser original y único.

Descansa en paz, Elia Kazan.