INTERNACIONAL. ¿Por qué Cataluña quiere dejar España?

0
123

El Gobierno de Cataluña dijo que el 90% de los participantes del referéndum de este domingo votaron a favor de la soberanía. El Gobierno de España ha considerado el proceso ilegal y reprimió con violencia a miles de votantes.

Básicamente, los catalanes quieren la independencia por dos motivos. El primero es cultural: consideran que son una nación con una historia, un idioma y una cultura propia y ajena al resto de España. El segundo es económico: Cataluña produce el 19% del PBI de España y los independentistas consideran que se está transfiriendo demasiado dinero al resto de regiones, perjudicando las posibilidades de crecimiento de su propia ‘nación’.

Lo ocurrido este domingo es solo un capítulo más en larga batalla entre los catalanes que lucha por la independencia y el Gobierno de España.

El inicio de las fricciones
Cataluña celebra todos los 11 de septiembre la Diada o el Día de Cataluña. Esta fiesta conmemora la caída de Barcelona en 1714 en manos de las tropas del rey español Felipe V de Borbón. “Tras la batalla, Cataluña, que hasta entonces tenía instituciones y leyes propias dentro del reino, quedó sujeta a ‘las leyes de Castilla’”, contó el historiador catalán Joan Baptista Culla a la AFP.

Andrew Dowling, especialista de Cataluña en la Universidad de Cardiff, recordó que hasta 1901 no existía un partido catalán nacionalista. “Los catalanes se veían a sí mismos como gente avanzada a nivel cultural y económico, y consideraban España como una sociedad atrasada e inculta, en una época traumática para el país, que acababa de perder las colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, con el consiguiente daño económico para los empresarios catalanes”, explicó Dowling.

El mártir de Cataluña
Un episodio que distanció aún más a Cataluña de España fue la Guerra Civil, en la que el general Francisco Franco aplastó en tres años a la II República española (1931-1936). A comienzos de 1939 Cataluña fue tomada por el militar.

“Lo primero que hace Franco es suprimir la Generalitat de Cataluña, el gobierno regional autónomo, además de reprimir el uso de la lengua catalán”, recordó Jordi Canal, historiador en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) de París a la agencia AFP.

Durante la II República, el presidente de la Generalitat, Lluís Companys, proclamó en 1934 un “Estado catalán de la República Federal Española”. Este duró menos de 7 horas y el dirigente terminó encarcelado. Se exilió en Francia, pero los nazis, aliados de Franco, lo entregaron a España en 1940, donde fue fusilado.

La motivación del referéndum

En 2010 el Tribunal Constitucional anuló una parte del nuevo Estatuto de autonomía de Cataluña, que le daba a la región la categoría de “nación”. Esto, según Baptista, va en contra de lo que han aprendido los catalanes en la escuela y los medios de comunicación, que “han convencido a los catalanes, sobre todo los más jóvenes, de que son miembros de una nación que merece un Estado”.

Contra viento y marea
El 6 de septiembre el Parlamento de Cataluña aprobó con votos de los bandos de Junts el Sí y la CUP la ley que autorizaba el referendo de independencia de Cataluña que se celebrará el 1 de octubre. El Tribunal Constitucional suspendió la ley al día siguiente y el Gobierno de España ha pedido a la Guardia Civil, Mozos de Escuadra, Policía Nacional y policías locales que incauten el material electoral.

El domingo 1 de octubre igual se realizó el referendum de manera ilegal. El Gobierno de España envió fuerzas policiales que reprimieron a miles de votantes. Según el diario El País, más de 800 personas quedaron heridas. El presidente de la Generalitat (gobierno catalán), Carles Puigdemont, dijo que el 90% de los participantes votaron a favor de la soberanía y que en los próximos días harán una declaración formal de independencia.

EFE