INTERNACIONAL. Erupción del volcán de fuego en Guatemala deja 62 fallecidos

0
282

A 62 aumentó la cifra de muertos por la violenta erupción que registró el domingo el Volcán de Fuego, ubicado a 50 kilómetros al oeste de la capital de Guatemala, confirmó hoy una fuente del Instituto Nacional de Ciencias Forenses

De acuerdo con los bomberos, los cuerpos fueron encontrados debajo de toneladas de ceniza y arena en comunidades del departamento sureño de Escuintla, uno de los más afectados por la actividad que registró el coloso el domingo.

Las aldeas de los alrededores del volcán amanecieron atestadas de ceniza.

Las brigadas de rescate levantan con sus propias manos las láminas de los techos en busca de sobrevivientes y a veces se apoyan con palas.

Junto a los cuerpos también localizaron quemados animales domésticos, entre ellos gallinas.

Una nueva explosión que registró el cono de 3.763 metros de altura este lunes suspendió de forma temporal las labores de búsqueda, explicaron socorristas a emisoras locales.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) elevó de 20 a 46 la cifra de heridos, mientras que los afectados suman más de 1,7 millones de guatemaltecos.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumen) reportó este lunes que el volcán está volviendo a su normalidad, pero advirtió que las barrancas de hasta 80 metros de profundidad están llenas de material volcánico.

Alertó que las lluvias son el principal riesgo porque pueden causar lahares de flujo piroclástico.

Aunque el coloso ya bajó la actividad, no se descarta que pueda reactivar la erupción, dijo el secretario de la Conred, Sergio García, quien agregó que se desconoce cuántas víctimas mortales puedan haber debajo de las toneladas de ceniza.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, tiene previsto visitar la zona devastada por la erupción en las próximas horas junto con su esposa, Patricia Marroquín, para conocer de primera magno la magnitud del desastre y las necesidades que tienen los habitantes.

Fuente: La República