FÚTBOL. Guerrero: “He dicho todo lo que tenía que decir y ahora hay que esperar la decisión”

0
288

El capitán de la selección peruana de fútbol, Paolo Guerrero, dijo hoy que sigue “optimista” tras más de diez horas de audiencia en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que estudia su recurso contra la suspensión de seis meses por dopaje que le impuso la FIFA.

“He dicho todo lo que tenía que decir y ahora hay que esperar la decisión”, afirmó Guerrero en unas caóticas declaraciones a la prensa mientras era agarrado y jaleado por medio centenar de aficionados que habían venido a apoyarlo.

En la sesión de hoy se dirimía la apelación de Guerrero contra la suspensión de seis meses, pidiendo la absolución, y también una de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que requería que la pena se ampliase a entre un año y medio y dos años.

Por su parte, uno de los abogados de Guerrero, Pedro Fida, se excusó por no poder dar detalles de la audiencia dado que el tribunal les pidió “confidencialidad”.

“No podemos dar detalles de lo que ha pasado porque es una audiencia confidencial pero seguimos muy confiados del resultado porque el caso es sólido y hemos tenido la oportunidad de presentar con claridad todas las pruebas que tenemos”.

Fecha del resultado

Los letrados de Guerrero habían pedido al TAS que diera un resultado lo antes posible, dado la cercanía del Mundial de Rusia que comienza el 14 de junio, pero Fida dijo que no obtuvieron una fecha y fuentes del TAS dijeron que no se espera una resolución antes de la próxima semana.

Guerrero dio positivo el 5 de octubre pasado por benzoilecgonina, principal metabolito de la cocaína y de la hoja de coca, tras un partido de clasificación mundialista entre Perú y Argentina en Buenos Aires.

La Comisión de Disciplina de la FIFA le castigó con un año de suspensión a partir del 3 de noviembre.

En diciembre, Guerrero recurrió a la Comisión de Apelación de la FIFA, que rebajó la sanción de un año a seis meses, que se cumplen precisamente este jueves.

Tanto el futbolista como la AMA han recurrido la decisión, y esta última pide que el jugador reciba una sanción de entre uno y dos años, restando los seis meses de castigo.