ENTRETENIMIENTO. Moonlight ganó el Óscar a mejor película en medio del caos

0
358

Moonlight”, de Barry Jenkins, se llevó el Óscar a mejor película, luego de que en un error histórico se anunciara que el premio era para “La La Land”.

Cuando los productores del musical estaban en medio de los discursos de agradecimiento, uno de ellos interrumpió y dijo: “Lo siento, no, ha habido un error. ‘Moonlight’ ganó mejor película. No es una broma. Me temo que leyeron la cosa errada”.

“Quiero explicar lo que pasó. Abrí el sobre y decía ‘Emma Stone, La La Land’. Por eso me tomó tanto tiempo… No estaba queriendo ser chistoso”, explicó Warren Beatty, que hizo el primer anuncio tras titubear al abrir el sobre.

La conmovedora historia de conexión humana y autodescubrimiento que transcurre en los suburbios del sur de Florida sumó tres estatuillas, incluida la de mejor actor secundario para Mahershala Ali y guión adaptado.

“Moonlight” narra la vida de un joven afroestadounidense que lucha por encontrar su lugar mientras crece en un entorno pobre de las afueras de Miami.

Tres actores diferentes encarnan a Chiron, el personaje central, en diversos momentos de su juventud, que transcurre entre adictos a la droga y su conflicto por asumir su homosexualidad.

La obra fue elogiada como retrato de la vida de la comunidad negra contemporánea y ha sido considerada una reflexión innovadora y personal acerca de la identidad, la familia y el amor.

“Los últimos 20 minutos de mi vida han sido una locura”, dijo el director Barry Jenkins.

“Creo que todas las películas que estaban nominadas eran merecedoras del premio. Noté la conmoción y sabía que algo estaba errado”, añadió.

 

 

Historia rara en el cine
“Moonlight” posicionó a Jenkins en los círculos críticos como un gran talento estadounidense a pesar de haber hecho solamente otra película hace ocho años: el aclamado romance “Medicine for Melancholy”.

Situada en el barrio de viviendas sociales Liberty City de Miami, uno de los más peligrosos de Estados Unidos, “Moonlight” se ganó el reconocimiento unánime por su interpretación, dirección, guión y puesta en escena.

Ali, más conocido por su personaje del jefe de gabinete de la Casa Blanca Remy Danton en el drama político de Netflix “House of Cards”, fue uno de los ocho nominados del filme y se llevó a casa la estatuilla al mejor actor secundario por Juan, un vendedor de droga con corazón.

Naomie Harris (“Spectre,” “Mandela: Long Walk to Freedom”) logró nominaciones en todas las ceremonias de premios por su intensa interpretación de la madre soltera y adicta de Chiron, pero salió de la temporada de premios con las manos vacías.

Fue superada en la categoría de mejor actriz secundaria por Viola Davis, que consiguió por fin su estatuilla tras haber sido nominada otras dos veces por “La duda” (2008) y “The Help” (2011) (“Historias cruzadas”; “Criadas y señoras”).

“Moonlight” era una de las claras favoritas en la carrera a la mejor película, pero bastante por detrás de “La La Land”.

Fuente: Gestión