DEPORTES. Jorge Wilstermann de Bolivia hoy se enfrenta por semifinal a River Plate

0
288

River recibirá hoy, a las 19.15, a Jorge Wilstermann de Bolivia, en lo que será el desafío más grande del ciclo de Marcelo Gallardo en el club: remontar un 0-3 para clasificarse a las semifinales de la Copa Libertadores. El partido válido por la vuelta de los cuartos de final se disputará en el estadio Monumental, con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán. El encuentro será televisado por Fox Sports.

La dura derrota sufrida en la altura de Cochabamba la semana pasada obliga a River Plate a ganar por el mismo resultado (3-0) para forzar una definición por penales y por cuatro goles de diferencia para seguir en la llave que encontrará al vencedor de la serie entre San Lorenzo y Lanús.

Desde el comienzo del ciclo Gallardo, que lleva cinco títulos internacionales y una Copa Argentina, el equipo nunca había perdido por tres goles de diferencia en la Copa Libertadores por lo que el duelo de este jueves representa el desafío más importante de los últimos tres años. El reto para el conductor riverplatense es todavía mayor si se tiene en cuenta que desde que comenzó la etapa final del certamen perdió a los goleadores del equipo: Sebastián Driussi y Lucas Alario, ambos transferidos.

Del otro lado también habrá un equipo que buscará escribir un nuevo capítulo de un libro de historia que tiene apenas 67 años, ya que Jorge Wilstermann, con la confianza de los tres goles a favor, buscará meterse por primera vez entre los cuatro mejores del continente. En la Copa Libertadores de 1981, que se jugaba con otro formato, el “aviador”, apodo en homenaje al oficio del hombre que le dio nombre al club, llegó hasta la segunda etapa pero terminó sin triunfos en el último lugar del grupo.

Wilstermann se aferrará a la fórmula que le permitió llegar a esta instancia, ya que en los octavos de final venció a Atlético Mineiro, de Brasil, el mejor equipo de la instancia de grupos, por 1-0, como local, y luego aguantó el empate 0-0 en Belo Horizonte. De catorce visitas de equipos bolivianos al estadio Monumental de Núñez, sólo uno logró cosechar un empate y fue el propio Wilstermann con una igualdad 3-3, el 19 de marzo de 1973.