CULTURA. Mercedes Sosa: La voz de Argentina (Por Valeria Álvarez)

0
185

Fuerza y sentimiento, potencia y sensibilidad, Mercedes Sosa, cantante excepcional, que forma parte de la cultura musical latinoamericana. Cantó en defensa de las libertades individuales y la igualdad del hombre, censurada y perseguida por los militares, fue un emblema de la música argentina.

El 9 de julio de 1935, en San Miguel de Tucumán, Buenos Aires, ciento diecinueve años después de declararse la independencia argentina en esa ciudad, nace Haydée Mercedes Sosa, quien, años más tarde, se consagraría como uno de los íconos que mejor definiría la identidad y el espíritu de toda una nación.

“Si yo no hubiera tenido esos padres, hubiera sido una mujer con mucho desprecio ante la vida, nosotros no teníamos desprecio, teníamos la alegría de mi mamá y de mi papá, eran gente realmente extraordinaria.”

Mercedes nace en el seno de una humilde familia norteña, que contaba con los recursos mínimos para sobrevivir, de esos años viene su apego por las expresiones artísticas populares. Su padre era un obrero de la industria azucarera que trabajaba en el ingenio Guzmán, y su madre trabajaba de lavandera para las familias más acomodadas, Mercedes y su, hermano ayudaban a su madre, entregando la ropa de estas personas. Durante algún tiempo su padre, Don Ernesto, recibía pagas mínimas por trabajos inhumanos, por ejemplo, sacar la leña de los vagones del tren, esta actividad era peligrosa debido a que algunas veces encontraba arañas o serpientes que podían lastimarlo.

“La pobreza no es pobreza, si se tiene a la madre y el padre juntos, unidos.”

A pesar de llamarse Haydée Mercedes en su familia nunca la llamaron por ese nombre, debido a que su madre quería que ella se llame Martha, pero su padre olvidó el nombre y le puso el de su madre y su hermana.

Mercedes creció con la música que escuchaba en los radios de sus amigas, hasta que, en 1950, aun cuando era estudiante, bajo la influencia de sus amigos y a escondidas de sus padres, decidió participar, bajo el pseudónimo de Gladys Osorio, en un concurso organizado por LV12, la radio más importante de la provincia.

Con el paso del tiempo empezó a hacer repertorios, “Yo nunca pensé en cantar para vivir, nunca.” Dijo Mercedes en una de sus entrevistas.

Su voz posee una simpleza, ligada con el entorno, o al menos nos hace imaginar eso. “Mi voz es un consuelo para mucha gente, pero no fue para mí.” Poco a poco la fueron contratando y con el dinero que ganaba ayudaba a sus padres en los gastos de la casa, además trabajó como profesora de folclore en algunas escuelas.

Durante unos años se vivieron tiempos de revolución en los cuales los jóvenes entonaban canciones de protesta. Y los artistas se reunían en bares y clubes para hablar acerca del contexto social que se vivía en esa época. “Yo era una anarquista incapaz de levantar un arma” dijo Mercedes, quien usó como única arma su música.

En 1957 radicó en Mendoza, producto de su matrimonio con Oscar Matus, con quien tuvo un hijo, Fabián Matus. “Me casé con un hombre pobre, pero nunca me arrepentí, no me arrepentí por una sola razón, ese hombre pobre era el autor de las canciones más hermosas que yo tenía para cantar.”

Producto de un golpe de estado, durante uno de sus de sus conciertos entró la policía y la arrestaron, desterrándola totalmente del país, Mercedes se fue a Europa, la pobreza siempre la persiguió, pero no la destrozó pues pronto estaría cantando en algunos bares de las ciudades y finalmente grabando discos y de gira por todo ese continente.

Los problemas llegaron para la pareja y de esta manera Mercedes conoce a Mazzitelli, su segundo esposo y manager. Este la apoyo mucho en su carrera musical.

En 1997 la depresión empezó a atacarla, pero no fue obstáculo para que Mercedes avance en su carrera musical, con el pasó de los años recibió grandes premios y condecoraciones como artista.

Pero el 4 de octubre del 2009 fallece por razones naturales, a Mercedes le pesaba la vida y estaba agotada, desde pequeña había sufrido bastante.

Nos dejó un mensaje de lucha, pregó por la paz, su canto es la melodía de identidad que trasciende fronteras, no sólo de países, sino continentes.

Mercedes Sosa, patrimonio cultural de la humanidad, famosa por darle vida a las letras de los poetas.