Arequipa. Cuarta sala penal de Arequipa resolvió que jamás existió la banda criminal “Los Desalmados del Tráfico Humano”, por lo que todos quedan libres

0
1173

Hoy la cuarta sala penal de Arequipa integrada por los magistrados Orlando Abril Paredes, Fernán Fernández Ceballos y Sandra Lazo de la Vega resolvió dejar en libertad con comparecencia con restricciones a la modelo Cinthia Carolina Tello Preciado y Kathy Quinteros. Únicamente una persona seguirá detenida.

– Para la sala existe indicios que Cinthia Carolina Tello Preciado habría comprado la menor de cinco meses, pero para educarla. Ella deberá pagar en un plazo de diez días la cantidad 50 mil soles como caución para gozar de la comparecencia con restricciones. De momento permanecerá detenida hasta que pague.

– Roque Florentino Yáñez Quispe alias Roqui deberá de afrontar un nuevo juicio con un juzgado superior que deberá de hacer una audiencia de prisión preventiva debido a que la jueza de primera instancia no valoró varios aspectos.

– Kathy Quinteros Quispe comparecencia simple se ha demostrado que ella no tenía conocimiento del hecho irregular de comprar de una niña. Ella ya se encuentra libre.

Las apelaciones del Ministerio Público han sido declaradas infundadas por que se ha descartado que sea una organización criminal. Sobre el tema de trata de personas se hará una nueva investigación.

Resumen Del Caso. El pasado 06 de noviembre la policía detuvo a 14 personas quienes habían sido vinculados con los delitos de venta de niños y tráfico de órganos.

Dentro de los detenidos figuraba el ex director de la policía, Raúl Oscar Becerra Velarde, pareja de Carolina Tello.

En ese entonces se señaló que los involucrados habían pactado la compra de una recién nacida de 05 meses por el valor de 50 mil soles.

La fiscalía señaló que existía toda una organización bajo este esquema: Los desalmados del tráfico humano era liderada por la modelo Tello Preciado. Roque Yáñez Quispe alias Roqui era el negociador e intermediario en la venta de menores mientras que Kathy Quinteros se dedicaba a captar a las mujeres que buscaban abortar, hasta convencerlas de vender su embarazo.

La operación que inició en horas de la madrugada fue elaborada por el segundo despacho de la Fiscalía Contra la Criminalidad Organizada de Arequipa.

En el megaoperativo participaron 20 fiscales y más de 260 policías.

Hoy la cuarta sala resolvió que JAMÁS EXISTIÓ DICHA BANDA CRIMINAL.